Orden o Rebelión 7

Orden o Rebelión 7

-El capitán Tus nos conoce a las dos, por lo menos la cara. Si le seguimos así seguro que nos descubre muy rápido- le digo a la Maga Real.

Me mira tranquila y dice:

-Muy fácil – -dice mientras hace un manejo de la mano delante de mí – ahora somos dos lavanderas en busca de nueva ropa para sus amos.

Me miró al espejo y me veo diferente, pero a la Maga Real la veo exactamente igual:

-Contigo no veo ninguna diferencia.

-Claro, lo he hecho sólo para ti, así no tienes que estar pensando quien soy yo. Para el resto del mundo sigue siendo un disfraz. Si la Maga Real no puede controlar a ese nivel la magia, le quedaría poco tiempo a la nación.

En eso tenía bastante razón. Comprobamos que Trus ya ha salido y le seguimos discretamente un rato. De vez en cuando paramos en alguna tienda y comentamos sobre los diferentes tejidos que vemos.

En ningún momento Tus demuestra que nos ha detectado y sigue su camino por el mercado mientras que nosotras ya hemos comprado dos vestidos y tres rollos de lana delgada para el verano que se acerca. Después de dar vueltas un buen rato, se aleja de allí moviéndose rápidamente por las calles con gran precisión hasta llegar una pared. En ese momento casi nos descubre pues, de repente, se da la vuelta, pero la Maga Real, con gran pericia, me empuja para volver a la misma calle por la que habíamos llegado.

Cuando volvemos a mirar, Tus ya no está. Y es una calle sin salida cortada, al frente por un muro, y a cada lado por tres casas de dos alturas.

-El rastro se queda en la puerta de la última calle. Seguramente no podamos seguirle más.

-Me encargaré de enterarme de que hay allí. Usaré a los nuevos reclutas para eso.

-Mañana tocará seguir a Tradus

Twitter: @tierradeficcion

Página de Facebook:

https://www.facebook.com/TierradeFiccion

Otros relatos de la serie:

https://www.tierradeficcion.com/category/orden-o-rebelion/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *