Orden o Rebelión 16

Nos dirigimos a buen paso a las afueras de la ciudad. El lugar de reunión de los rebeldes se encuentra dentro del antiguo muelle marítimo, abandonado en la época del abuelo del actual rey debido a que se quedó pequeño. Abandonado por las fuerzas del orden, pero desde hace tiempo tenemos informes de la policía de la ciudad de que era un nido de sabandijas y trapicheos.

Por lo tanto, tenemos que entrar en territorio hostil y ser rápidos y duros. Suenan las doce campanadas, la señal. Ordeno la entrada en semi trote por dentro del antiguo muelle. No hay ningún intento de pararnos mientras nos dirigimos directamente a nuestro objetivo.

Sin descabalgar cargo contra la puerta de un antiguo muelle que se rompe. Y así pueden entrar todos mis soldados a caballo detrás de mí. Al ser un antiguo muelle cabemos perfectamente y los caballos nos dan la superioridad para combatir a los guardaespaldas que caen rápidamente. En el centro del almacén encontramos una mesa redonda con diez personas. Tal y como nos informó el consejero, las nueve cabezas pensantes de los rebeldes están reunidos con su nueva adquisición. Los diez giran la cabeza rápidamente, y sacan las espadas para defenderse. Golpeo con el caballo al consejero que cae sin mucho daño, pero indefenso, tal y como habíamos acordado, mientras que el resto intenta hacer un frente. El problema es que somos más y vamos a caballo por lo que no pueden parar nuestros golpeos desde arriba. Al caer seis de ellos, los otros tres se rinden.  El plan ha salido a la perfección.

Otros relatos:

https://www.tierradeficcion.com/category/orden-o-rebelion/

Facebook:

https://www.facebook.com/TierradeFiccion/

Twitter:

Por Francisco José Díez Devesa

Doble grado de Derecho y Economía en la universidad Carlos III. Grado elemental en clarinete.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *