Orden o Rebelión 10

Aún en el pasillo, cuando estoy llegando a mi habitación se acerca el capitán Prepotines y me dice:

-Tenemos que hablar.

-¿Qué quieres capitán Prepontines? Estoy cansada.

-Aquí no. Hablemos dentro de tu habitación.

Le dejo entrar con desgana. Me quito la chaqueta, completamente sucia. No mentía cuando decía que estaba cansada; las guardias más las vigilancias me están pasando factura al cuerpo.

-Sé que tenemos ratas en la Guardia del Príncipe – me dice nada más cerrar la puerta, antes se ha asegurado de mirar a los dos lados del pasillo – y sé que tú no eres. Has tenido dos oportunidades únicas y en ambas has confundido a la rebelión. Por eso me dirijo a ti, eres la única persona de la que me puedo fiar en toda la Guardia. De verdad, Mencar, tenemos que resolver el problema de las ratas antes de que se infecte todo el palacio. Hoy es la Guardia del Príncipe, mañana la Guardia del Rey, pasado es golpe de Estado. Tenemos que pararlo y pararlo ya.

Casi no para ni para respirar en toda esta charla. Tenemos los pelos de punta. Siempre dije que me flipaba la velocidad de su cerebro, pero hoy me ha sorprendido todavía más. La pregunta ¿será mentira y es él el traidor o de verdad lo ha descubierto?

Twitter:

https://twitter.com/tierradeficcion

FacebooK:

https://www.facebook.com/TierradeFiccion/

Serie:

https://www.tierradeficcion.com/category/orden-o-rebelion/

Por Francisco José Díez Devesa

Doble grado de Derecho y Economía en la universidad Carlos III. Grado elemental en clarinete.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *