Estilicón 11

Por mucho que el emperador prepare triunfos y se me proclame como el nuevo héroe del Imperio, lo que está claro es que estamos muy lejos de mantener las fronteras. Mis negociaciones con Alarico para que vuelva a ser foederatus no están llevando a buen puerto, pero por lo menos no tiene intención alguna de volver a la península. Sigue lamiéndose sus heridas mientras prepara su venganza. Le han escocido demasiado los triunfos celebrados en Roma por sus derrotas. Triunfos que serán los últimos que se celebren en Roma pues el emperador Honorio ya ha indicado que va a cambiar la capital a Ravena que ya ha comprobado que es más defendible.

Pero para mí y las legiones del imperio no hay descanso. Llegan mensajeros pidiendo ayuda. Los suevos están atacando todos los puestos fronterizos, que resisten a duras penas. El mismo ejército que hace unos días recibía todos los honores ahora está dispuesto a combatir una vez más por el Imperio.

Tenemos un trayecto bastante largo hasta nuestras fronteras del norte, hasta el río Rin, por lo que hemos ir a buen ritmo por las calzadas del Imperio. He mandado a los mismos mensajeros que nos informaron de los ataques que volvieran al frente y que fueran avisando a las ciudades con el fin de que preparen provisiones para nuestro trayecto. Necesito poder viajar lo más rápido posible y eso quiere decir llevar el mínimo de provisiones posibles por lo que las ciudades del camino deben proveerme de todo lo necesario.

Si se cumple lo que he previsto, creo que en menos de dos semanas estaremos de nuevo defendiendo el Rin si los puestos fronterizos logran aguantar a los suevos hasta que lleguemos.

Si quieres apoyar este blog puedes unirte como mecenas al Patreon:

https://patreon.com/tierradeficcion?utm_medium=clipboard_copy&utm_source=copyLink&utm_campaign=creatorshare_creator

Otros relatos:

https://www.tierradeficcion.com/category/estilicon/

Facebook:

https://www.facebook.com/TierradeFiccion/

Twitter:

Por Francisco José Díez Devesa

Amante de la escritura desde pequeño. Espero que disfrute de mis relatos e historias.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.