Estilicón 8

Estilicón 8

Las centurias toman posiciones defensivas en los pasos de montaña. Alarico toma una posición defensiva en las cercanías de Verona. Esta vez la carga de los alanos es seguida por toda la infantería que tengo disponible. Lo que queda claro es que los visigodos se esperaban que pasará como en Pollentia y fueran solo una carga que aguantarían con su muro de escudos. Pero no fue así. No han descansado tanto como ellos esperaban y el muro de escudos es más frágil de que lo que se pretendían. Además, la infantería les siguió apuntalando el daño causado por la caballería.

Alarico ordenó la retirada en dirección del paso Brennero. La sorpresa se la encuentra cuando ya no puede pasar al estar fortificada por las centurias que yo había mandado la noche anterior. Su retirada está cortada y mantengo la presión contra la caballería alana, a quien se persigue como persiguen una manada de lobos a un ciervo herido: sin tregua, oliendo la sangre y el banquete de después.

Como buen estratega que es Alarico, sabe que no se puede enfrentar en una nueva batalla así que elige hacer como en Pollentia. Situarse en un alto con toda sus tropas y parientes colocando un círculo protector. Esta vez esperaré a que se le agoten las provisiones. Mis tropas no tienen ganas de atacar cuesta de arriba después de ver lo que le paso al rey Saúl.

Si quieres apoyar este blog puedes unirte como mecenas al Patreon:

https://patreon.com/tierradeficcion?utm_medium=clipboard_copy&utm_source=copyLink&utm_campaign=creatorshare_creator

Otros relatos:

https://www.tierradeficcion.com/category/estilicon/

Facebook:

https://www.facebook.com/TierradeFiccion/

Twitter:

Por Francisco José Díez Devesa

Amante de la escritura desde pequeño. Espero que disfrute de mis relatos e historias.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.