Silver 12. Regimiento Pok.

Después de mantener el Desfiladero Rocker en control humano, nuestra vuelta a la capital es más tranquila. Como diría mi predecesor la vuelta fue el momento de lamernos las heridas. Nuestro cliente, el príncipe heredero del Reino Ofani, nos ha ordenado que volvamos a la capital para recibir nuevas órdenes. Pero tenemos ventajas porque nos ha dado célula real para poder reclutar por los pueblos que pasemos, además de recuperar a los heridos.

Llegamos al Desfiladero Rocker con seiscientos soldados. Hemos vuelto noventa y cinco soldados sanos, doscientos cinco soldados heridos y trescientos de nuestros hermanos quedan guardando para siempre el Desfiladero. Se nos ha permitido reclutar hasta un total de mil hombres, el Príncipe necesita hombres fieles a él. Nuestro contrato nos permite transformarnos, de una banda mercenaria, en el Regimiento Personal del Príncipe, si consideramos que es necesario. Es decir, según nuestro contrato, por primera vez en la historia del Regimiento de Pok, podríamos dejar de ser mercenarios para tener una sede y un general propios.

Los dos primeros pueblos a los que llegamos nos reciben con vítores, pero con muy pocos reclutas. Son los pueblos que se han estado enfrentando, desde los inicios, a las incursiones de los horms, por lo que los adultos están cansados de luchar. El puesto fronterizo que hemos construido les servirá como descanso. Los treinta reclutas que entraron a nuestro servicio no necesitaron casi ningún adiestramiento debido a que ya tienen una gran experiencia. Serán los sargentos del resto.

En los tres siguientes pueblos reclutamos a más de trescientos soldados, si ningún entrenamiento ni conocimiento previo de las armas. Son pueblos agrícolas en los que tanto las mujeres como los hombres reclutados tienen mucha fuerza, pero no han cogido un arma en su vida. Será nuestra infantería pesada, a la que debemos proteger con buenas armaduras.

El siguiente pueblo es dónde conseguimos más de doscientos grandes cazadores. En medio del bosque, sus habitantes se dedican a la caza de todo tipo de animales con los que alimentan a todos viajeros del camino principal. Se convertirán en nuestros arqueros, totalmente necesarios.

Con casi ochocientos miembros en el Regimiento, entre los reclutados y los que se han recuperado, me siento lo bastante contento para presentar armas ante nuestro cliente.

Si quieres apoyar este blog puedes unirte como mecenas al Patreon:

https://patreon.com/tierradeficcion?utm_medium=clipboard_copy&utm_source=copyLink&utm_campaign=creatorshare_creator

Otros relatos:

https://www.tierradeficcion.com/category/silver/

Facebook:

https://www.facebook.com/TierradeFiccion/

Por Francisco José Díez Devesa

Amante de la escritura desde pequeño. Espero que disfrute de mis relatos e historias.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.