Silver 3

Silver 3

Un anciano sentando de forma totalmente extraña está en uno de los laterales del camino. Ojos cerrados, barba gris, las manos en las rodillas, parece estar meditando. Mi tía Silver se separa de la caravana para ir a verlo.

-¡Silver! Si abandonas la caravana ahora, solo podrás ir al final de todo. Ningún vagabundo merece que tragues polvo – le indica el príncipe.

-Si tanta prisa tienes en morir puedes correr si quieres, si no fueras que matarías a mi sobrino por el camino – gruñe mi tía. Solo la oigo yo y doy gracias. El príncipe seguro que la habría castigado por ser tan agorera.

-Tía no tendrías que haber venido conmigo.

Me manda callar con la mano. Se agacha ligeramente para estar a la altura del mendigo.

-¿Tú también vienes viejo amigo?

El vagabundo abre los ojos. Dos mares se encuentran dentro de ellos, lo que da miedo a cualquier enano de bien.

-Hicimos una promesa antes de bajar de esa montaña. Si quieren matarse por mí bien, pero no dejaré que lleven a la perdición a mi familia. Ya lo hicieron una vez, no habrá dos.

Dicho lo cual se levanta demostrando unas túnicas que no son de un vagabundo cualquiera. Grandes colores conforman su tejido; están manchas por el polvo del camino, pero se nota que provienen de un gran telar, el telar elfo. Son túnicas de mago. Coge una enorme mochila igual que la de mi tía. Sonríe.

-Además necesitáis un mago para enfrentaros a lo que hay dentro.

-Estamos preparados para enfrentarnos a los trolls. No tenemos miedo.

-Chaval, lo que hay allí, no son trolls, para nada. Ni homs, ni nada que conociéramos. Es peor. No sé lo que intenta el príncipe.

-Pero toda ayuda es bienvenida – le interrumpe mi tía.

Estamos esperando que pase toda la caravana. Mientras tanto se dan un abrazo, ella se pone de puntillas, él se agacha un poco

-Espero que no encontremos nada de ella, dice mi tía. Viejo amigo llevas una mochila tan grande como la mía.

-Toda magia es poca para las Rockers. Por lo que veo que tu piensas igual con respecto a tus inventos. Espero no encontrar nada de ella.

Mi tía le lanza un gruñido como respuesta. Otra vez ella. No sé quién fue, pero consiguió mucho afecto de mi tía y de su amigo.

Twitter:

https://twitter.com/tierradeficcion

Página de Facebook:

https://www.facebook.com/TierradeFiccion

Otros relatos de la serie:

https://www.tierradeficcion.com/category/silver/

Combates Espaciales 3

Combates Espaciales 3

Ciento cincuenta naves persiguiendo a tres. Como en nuestro planeta natal: ciento cincuenta leones persiguiendo a tres gacelas. Pero estas tres gacelas tenemos nuestros propios planes. Se despliegan en una forma de boca para poder comernos y tener fuego desde todos los lugares posibles para que no nos podamos escapar. Su primer error.

Damos rápidamente la vuelta para atacar el paladar de esa boca. Las naves, totalmente desprevenidas, son volatilizadas. Además, provocamos mucho fuego amigo entre sí mismas. Solo con este movimiento, destruimos la formación boca y pierden casi cincuenta naves.

Salimos zumbado con el resto de las naves persiguiéndonos, dando un rápido rodeo a un planeta que se interpone en nuestro camino. En ese rodeo, aprovechamos, hasta tres veces, para hacer pequeñas escaramuzas y seguir destruyendo a las naves que no nos seguían en grupo.

-Ala Dragón, estamos preparados para vuestra vuelta.

Podemos volver, pero no de forma directa porque seríamos volatizados. Aunque hayamos destruidos casi setenta naves, siguen quedando otras ochenta persiguiéndonos.

-Señor, damos un rodeo. Tenemos unas ochenta naves persiguiéndonos.

-Perfecto.

Después de varios movimientos de despiste, conseguimos ganar suficiente ventaja para poder dirigirnos a la nave nodriza donde esperan nuestras doscientos cazas con las armas preparadas. En menos de un minuto todo ha acabado. Resuenan gritos por todas las cadenas. Gritos de alegría. La primera escaramuza se la lleva la humanidad.

Página de Facebook:

https://www.facebook.com/TierradeFiccion

Twitter:

@tierradeficcion

Otros relatos de la serie:

https://www.tierradeficcion.com/category/combates-espaciales/

Orden o Rebelión 8

Orden o Rebelión 8

Una semana después de la primera reunión volvemos a quedar para poner en común lo que sabemos. La cita es después de mi guardia con el Príncipe.

-Nosotras hemos seguido a los otros tres capitanes señor, digo cuando estamos todos sentados. A Trus, según mis fuentes, le gusta apostar en un bar clandestino de la ciudad. Prepontines sólo sale de su habitación para comer y entrenar con sus soldados mientras que Traduros se dedica a estar levantando pesas y saliendo a correr solo, sin sus soldados. Jenes, está entrenando con sus soldados, descansado o comiendo.

-En esta primera semana no podemos descartar a nadie – añade la Maga Real

-Todos son diferentes, pero, a su manera, iguales.

-Por mi parte, cada uno está realizando su trabajo perfectamente – dice el General Robertus – quien sea el traidor es un gran actor.

El Príncipe nos mira a los tres, reposando el mentón entre las manos. Es su posición cuando está pensado:

– Es lo que me temía. Por eso, por mi parte, he realizado otra gestión por si llegábamos a un punto muerto. He pensado en infiltrar a uno de mis más fieles consejeros entre los rebeldes. Intentar hacer lo que hacen ellos entre mi Guardia.

-Con el debido respecto, señor, tardará tiempo y no sabremos si habrá otro intento de ataque antes de que él pueda llegar a obtener la confianza de los más responsables.

-Por eso he ideado que entré con un plan para atacarme a mí. Tendrán que contactar con la rata que está en mi Guardia por lo que podrá detectarlo.

Los tres nos miramos pensando esa propuesta.

-A mí me parece bien, señor – indico.

-Que venga, señor, y entre la capitana Mencar y yo diseñaremos un plan de ataque que pueda funcionar.

-Yo le ayudaré para que se pueda ocultar y defender de la magia que le puedan usar los rebeldes.

Una gran sonrisa aparece en la cara del Príncipe.

-Por eso mismo le he dicho que viniera: y me ha llevado un buen rato explicarle la forma de llegar. Esta noche será larga para todos, pero tenemos un nuevo plan para cazar ratas.

Twitter: @tierradeficcion

Página de Facebook:

https://www.facebook.com/TierradeFiccion

Otros relatos de la serie:

https://www.tierradeficcion.com/category/orden-o-rebelion/