La Batalla de Alia

A lo largo del río Alia, el día dieciocho del mes de julio del año trescientos sesenta de la creación de Roma*1, nos desplegamos las seis legiones de ciudadanos para defender Roma. Más de cuarenta mil soldados, todos los romanos que podemos empuñar un arma estamos preparados para combatir a los bárbaros galos. La tribu de Brenno, los senones, quieren venganza tras el enfrentamiento entre un líder galo y Quinto Fabio que acabó en la muerte del primero.

En primer lugar, están los ciudadanos con menor armadura, nuestra infantería ligera, ciudadanos que no se pueden pagar o no tienen, como es mi caso, una armadura completa. Detrás de la infantería ligera nos encontramos los que tenemos escudo, espada, dos pilums*2, coraza completa y un casco, somos la infantería pesada. Los galos cruzan el río para enfrentarse con nosotros. Agarramos fuertemente los escudos y empezamos a liberar los pilums de sus guardas para poder lanzarlas.

Los galos no necesitan mucho tiempo, ni ninguna estrategia avanzada. Una vez que han cruzado todos, cargan como demonios de Plutón hacia nuestra infantería ligera que no aguantan el choque y salen huyendo. Nosotros, la infantería pesada, cargamos lanzado nuestros dos pilums ocasionando bajas para evitar el colapso total del ejército y pudiendo parar algo el empuje de los galos. El problema es que toda la infantería ligera entra en pánico y nos deja los flancos descubiertos. Los centuriones nos gritan que aguantemos, ya no para ganar la batalla, para dar tiempo a la mayoría de los soldados a que lleguen a Roma y defenderla. En estos momentos sí que luchamos por Roma, para no sea conquistada. Y toda la infantería pesada dejamos hasta la última gota de nuestra sangre para que Roma tenga defensa.

*118 de julio de 390 antes de Cristo, pero historiografía moderna estima que la fecha más plausible sería el año 387 antes de Cristo.

*2Jabalinas usadas por los soldados romanos de origen etrusco.

Una respuesta a «La Batalla de Alia»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *