Silver 59

Anteriormente en Silver: Silver, Zelendi, Rodrick y la tribu orka de las Rockers son recibidos por una embajada de los horms para encontrar un nuevo hogar.

El día sin caminar viene bien a todo el mundo, tanto a los orkos como a nosotros. Podemos descansar sin problemas estando al cuidado de los horms. Tanto los orkos como mi tía y su amigo no ponen ningún problema, rompiendo todas las reglas que se enseñan en cualquier reino civilizado. Teniendo en cuenta que sigo vivo gracias a sus enseñanzas no voy a contradecirles en estas cosas. Ellos saben más.

Por la mañana la embajada nos ordena de dos en dos por el camino para dirigirnos al líder supremo de los horms. En el período de tranquilidad, Zelendi me ha estado informando de todo lo que sabe de los horms, sobre todo, de este nuevo líder supremo. Los horms han elegido muy pocas veces un líder supremo, solo en los casos de que se sienten muy apurados. Lo deben decidir en una gran asamblea de todas las tribus. Ninguno de los líderes supremos puede llegar a su posición mediante la amenaza o la conquista; sólo mediante la persuasión. Es un sistema que no se seguiría en ninguna de las naciones del resto de razas. Eso debe ser una de las razones porque el resto de los gobernantes quieren destruir a los horms para evitar que nos hagan pensar diferente. Conozco a cierto príncipe que no le gustaría que otros pudieran gobernar sin ser hijos del rey.

Los relatos anteriores a Silver 59:

https://www.tierradeficcion.com/category/silver/

Facebook:

https://www.facebook.com/TierradeFiccion/

Por Francisco José Díez Devesa

Amante de la escritura desde pequeño. Espero que disfrute de mis relatos e historias.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *