Combates Espaciales 4

Al llegar a la nave nodriza, la fiesta ha empezado. Casi todos los cazas ya están en el embarque y sus pilotos gritan de alegría por las pasarelas. El comandante nos espera a los tres en la zona de salida.

-Quiero hablar con los tres. ¡Ahora!

-Sí señor.

Dejamos la fiesta. Nos dirigimos a la oficina que tiene el comandante en la parte posterior del embarque desde donde se pueden ver los doscientos cazas en sus zonas de salida. Su bigote está tranquilo, se quita la gorra al entrar dejándola en la percha. Se peina el poco pelo que le queda hacia atrás mientras nos mira a la cara.

-Sé lo que habéis hecho. Me habéis salvado el culo, pero sin que nadie lo supiera. Gracias. He decidido que vosotros tres tendréis un Ala aparte. Seréis el Ala Dragón.

-Señor, sólo yo soy sargento, mis otros dos hermanos son soldados rasos.

-Lo sé, lo tenía previsto. Sargento acabas de ascender a Teniente, soldados ahora llevaréis las enseñas de Sargento. No os puedo dar ni un solo soldado sin que se enfade ninguna otro Teniente de Ala, pero tenéis libertad.

-Sí señor, con su permiso, queremos salir.

-Por supuesto, disfrutad de la fiesta.

-Lo siento señor, iremos a descansar que en seis horas tenemos simulador. Queremos probar nuevas ideas que tenemos tras la lucha.

El comandante nos lo concede con un gesto de la mano mientras su cara refleja una gran sorpresa. De verdad, estamos hechos de otra pasta.

Twitter:

https://twitter.com/tierradeficcion

Página de Facebook:

https://www.facebook.com/TierradeFiccion

Otros relatos de la serie:

https://www.tierradeficcion.com/category/combates-espaciales/

Por Francisco José Díez Devesa

Doble grado de Derecho y Economía en la universidad Carlos III. Grado elemental en clarinete.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *