Combates Espaciales 10

Llevamos varias semanas terrestres con la vigilancia extrema de los aliens. Cada vez vemos llegar más cansados a las patrullas por los nervios en tensión, esperan un ataque en cualquier momento. El lado positivo es que cada vez hay menos ensayos en los simuladores porque el resto de Alas ha mejorado mucho.

Después de discutirlo hemos decidió proponer a nuestro general de cazas una idea que hemos tenido. Por eso hemos pedido una reunión que nos ha concedido de inmediato.

Entramos cuando está estudiando los datos de una de sus múltiples tablets que se encuentra encima de la mesa mientras se atusa el bigote.

– Señor – hacemos el saludo militar.

– Descansen, libertad para hablar.

– Hemos pensado que, ahora que los aliens ya nos tienen donde ellos quieren, además de tener toda la información posible sobre nuestras costumbres, es momento de cambiar sin que ellos lo sepan.

Deja la tablet, deja de mesarse el bigote, se concentra en nosotros.

– Hablad.

– Nos tienen de los nervios porque según salimos no sabemos que esperarnos. Los enemigos se habrán dado cuenta que solo salimos cuando la otra patrulla ya está dentro de la nave. Seguramente esperen eso para atacar a una patrulla que se retire. Por eso se nos ha ocurrido para que estén más relajados todos, que la patrulla que vaya a salir antes, esté preparada media hora antes de su salida.

Esta solución no provocará ningún estrés más, ya que la patrulla que está saliendo sabe que tiene apoyo además de que los aliens no se esperarán una respuesta tan rápida.

– Me gusta, Ala Dragón, muy buena idea.

– Nosotros solo tenemos la idea, usted la desarrolla, el mérito es suyo.

Ante todo, tenemos que tener contento a nuestro comandante de cazas. Que las ideas sean de todos quiere decir que el mérito se lo puede llevar él y permitirnos seguir haciendo las cosas a nuestro estilo.

Otros relatos:

https://www.tierradeficcion.com/category/combates-espaciales/

Facebook:

https://www.facebook.com/TierradeFiccion/

Twitter:

Por Francisco José Díez Devesa

Doble grado de Derecho y Economía en la universidad Carlos III. Grado elemental en clarinete.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *