Silver 53

Anteriormente en Silver: Silver y su sobrino consiguen suministros para seguir el viaje con los orkos y el mago elfo.

En las mochilas no cabe ni un solo gramo más de comida. Son muy pesadas, cuesta andar con ellas, pero tenemos comida suficiente para varios días y para todos. Nuestro objetivo está cumplido.

-¡Maestra! Cada vez que pases por este pueblo, no olvides saludar a tu estudiante.

-Sabes que lo haré Salina. Lamento que no me dejarás pagar nada, es algo que no me gusta.

-No diga tonterías maestra, sigo diciendo que es lo mínimo que puedo hacer. Espero que la próxima vez pueda disfrutar más tiempo de vuestra presencia.

-Prometido Salina. Estaremos más tiempo contigo la próxima vez, pero si ahora tardamos más, mi hermana me mata.

Salimos del pueblo, cuando está atardeciendo. Tiempo justo para reunirnos con Zelendi y el clan orko para seguir haciendo camino por la noche. Como dijeron mi tía y el mago, es importante no quedarnos parados más de una mañana porque se aumenta la posibilidad de ser descubiertos.

Según llegamos a la cueva, solo nos recibe Zelendi en la entrada mientras que los orkos están más escondidos. Sacamos la comida que tenemos preparada para este momento. Comida que no aguantará en la mochila y que les dará energía rápido: galletas elfas, bollos enanos y dulces humanos.

Los orkos se chupan todos los dedos y procedemos a empezar otra larga marcha hacia el nuevo escondite.

Los relatos anteriores a Silver 53:

https://www.tierradeficcion.com/category/silver/

Facebook:

https://www.facebook.com/TierradeFiccion/

Por Francisco José Díez Devesa

Amante de la escritura desde pequeño. Espero que disfrute de mis relatos e historias.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *