Memorias de una hormiga

Memorias de una hormiga

Por lo que más quieran un dos para nuestro grupo, dos, dos, dos…

-¡¡¡Grupo de nuevos reclutas!!….¡¡¡Uno!!!

No, por la mañana, no. Hoy no. El primer día para las nuevas reclutas y justo por la mañana. Esto quiere decir que nos toca a todo humano pequeño loco que quiera matar hormigas, evitar pisotones, bicicletas, monopatín, es decir, casi todo el terreno será un campo de muerte. Enseñarles que no se debe meter en esa gran masa azul si quieren seguir vivas. Casi no tenemos que preocuparnos de depredadores naturales. El significado es que al menos una de cada dos hormigas no vuelva al hormiguero. Lo único bueno es que hay comida de sobra, miga de comidas, almuerzos o meriendas de los humanos. Lo importante es ir y volver con la comida porque tendremos de sobra para el invierno.

Intentaré poner todo lo que pasé este día como hormiga trabajadora que soy. Estas son las memorias de una hormiga en el Retiro.

Las primeras horas son las más fáciles para trabajar. Casi no ha salido la luz por lo que hay muy pocos humanos casi todos con recorridos prefijados por lo que podemos predecirlos y evitarlos con bastante facilidad. Para hacerlo solo hay que evitar los exteriores del parque y la gran superficie azul. Naturalmente si buscamos por la hierba nos podemos encontrar con alguna araña o de las pocas ardillas que quedan.

Salgo del hormiguero, me dirijo al césped junto a mis otras hermanas. La unión hace la fuerza, si aparece un saltamontes mejor que salga corriendo. Lo malo de estas dos primeras horas es que el turno de noche ha hecho un buen trabajo y no se suele conseguir gran cosa. Después de recorrer todo el césped entero solo encontrando basura no comestible nos arriesgamos yendo a la gran superficie azul. Antes de volver a cruzar sentimos un pequeño terremoto que indica que se acerca uno de los corredores, por lo que esperamos a que pasé para seguir nuestro camino. Seguimos vigilando nuestras espaldas en el césped, por si acaso. Nunca se sabe lo que puede salir.

Página de Facebook:

https://www.facebook.com/TierradeFiccion

Otros relatos:

https://www.tierradeficcion.com/memorias-de-una-hormiga/memorias-de-una-hormiga-2/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *