Traición 6: Observación

Traición 6: Observación

La supervisión los llevó hasta la plaza del pueblo. Cada uno de los cuatro se encarga de mirar un punto cardinal y se fija en cualquier detalle que no tuviera que estar allí.

Ella se fija en todo y en nada, hasta que los ve. Los seis mercenarios paseaan como si fueran los dueños de todo. La gente se aparta de ellos por sus espadas y la facilidad que tienen para sacarlas. No le gusta esta gentuza.

-Capitana Raina, ¿Qué tal estás?

– Mavore.

-Echo de menos un capitán en esa frase.

-Lo serías si estuvieras en el ejército, pero simplemente eres un mercenario.

Se empieza a reír hasta que dice:

-Por ahora, capitana, por ahora. Espera y verás lo que ocurre. La lucha por la religión del Sol Naciente solo es el principio. Hay nuevos planes para esto.

– ¿Cómo la defensa de tu propio campamento? Se cuenta que han desaparecido soldados.

Las caras de todos dijeron lo suficiente. No era muy dada a los rumores, pero se lo merecían. Y se van con buen paso hacia las murallas, pero menos sonrientes. Al norte y fuera de la ciudad,  dónde está su campamento.

-Capitana, ¿Qué era eso del Sol Naciente? – pregunta Oeste. A los cuatro les gusta que les llamen por el punto cardinal que defienden.

-El duque declaró que estaban en rebeldía. Mando a los mercenarios y los masacraron- La tensión se nota en la voz de la capitana.

-¿No estaba su hermano…?

-Sí, Oeste, mi hermano estaba en el Sol Naciente.

-Nuestras condolencias, capitana.

-Seguid trabajando, muchachos.